Dos cĂ­rculos para comparar las dimensiones de una gigante roja con las dimensiones de una estrella como el Sol

Las gigantes rojas

Las gigantes rojas se encuentran entre las estrellas más brillantes del cielo. Son llamadas gigantes a causa de sus grandes dimensiones, como se muestra en la figura: a la izquierda hemos situado un círculo que ha de ser interpretado como una esfera enorme que representa una gigante roja; a la derecha hemos colocado, en cambio, un pequeño circulito que, en la misma escala, representa al Sol. Se nota enseguida cómo las gigantes rojas más grandes llegan a poseer radios centenares de veces mayores que el del Sol. Estas estrella son llamadas rojas porque se encuentran a temperaturas que favorecen la emisión de las ondas electromagnéticas con longitudes de onda correspondientes al color rojo frente a las ondas con longitudes de onda correspondientes a otros colores. En consecuencia, estas estrellas aparecen rojas al ojo humano.

Las gigantes rojas no son otra cosa que el segundo estadio en la evolución de una estrella: de hecho, una vez que en el núcleo casi todo el hidrógeno se ha transformado en helio, ya no se produce suficiente energía para contrarrestar la contracción. El núcleo comienza entonces a comprimirse haciendo aumentar nuevamente la temperatura en su interior hasta cuando ésta llega a un valor tal de inducir a las partículas de helio a transformarse en partículas de carbono. Estas transformaciones producen energía nueva que detiene la contracción del núcleo y proporciona un nuevo sustento a la estrella: durante esta fase existe, sin embargo, un exceso de producción que la estrella disipa expandiendo sus capas más externas, aumentando en mucho sus dimensiones y convirtiéndose en una gigante roja.

También el Sol se convertirá en una gigante roja dentro de unos 5 mil millones de años: cuando ocurra sufrirá una expansión de sus capas exteriores que llegarán más allá de la órbita de Marte, engullendo los planetas más interiores, entre ellos la Tierra.

Completada la fase de gigante roja, las estrellas evolucionarán de modos diversos, según su masa inicial, es decir, la masa que poseían en el momento de su formación.

Adelante      Atrás

Índice