Lo que se necesita saber antes de empezar

"Volver a Contemplar Las Estrellas" se dirige principalemente a todos los usuarios invidentes de la Red, jóvenes y no tan jóvenes, que deseen emprender un viaje fascinante entre los planetas, cometas y galaxias al descubrimiento de las maravillas que pueblan el Universo.

Cada página está constituída por una imagen convertida en formato táctil, seguida del texto. Sólo se necesita utilizar una impresora braille para imprimir las imágenes sobre papel adecuado o sobre papel especial plastificado, mientras que el texto puede ser escuchado con un sintetizador normal de voz.

Encontraréis una particularidad relacionada con las distancias que existen entre los diferentes objetos celestes, distancias que resultan enormes cuando se comparan con aquéllas que recorremos normalmente cada día. Las distancias en Astronomía son muy grandes cuando se las relaciona con aquéllas que encontramos en la vida cotidiana. Precisamente por esta razón hemos, a veces, utilizado junto a las unidades de medida convencionales, como los kilómetros o las unidades astronómicas, que definiremos a continuación, medidas quizás insólitas, como los pasos o el espacio recorrido a pie en una hora. Medidas que son más cercanas a nuestra experiencia cotidiana y que, al fin y al cabo, no son una novedad, ya que en el mundo anglosajón aún se utilizan oficialmente unidades de medida como la pulgada, el pie, etc.

En el interior del Sistema Solar hemos utilizado el número de pasos necesarios para cubrir una  distancia determinada, habiendo asumido que dos pasos corresponden aproximamdamente a un metro. Para los objetos fuera del Sistema Solar, a causa de que las distancias en juego son mucho, mucho más grandes, hemos considerado en cambio el tiempo que una persona emplearía en recorrer tales distancias caminando sin interrupción, habiendo asumido que en una hora una persona cubre en promedio ¡casi 4 kilómetros!

¡Buen viaje!

Ve Adelante          Ve al índice