Júpiter

Júpiter

Júpiter es el quinto planeta del Sistema Solar y el mayor por masa y dimensiones; por este motivo ha sido bautizado con el nombre del rey de los dioses del Olimpo griego. Es uno de los planetas gigantes gaseosos y, como todos los planetas constituídos solo por gas, no posee una superficie sólida sino simplemente el material gaseoso se hace cada vez más denso desde la superficie hacia el interior del planeta, hasta llegar al núcleo probablemente sólido.

Se encuentra a una distancia de unas 5 Unidades Astronómicas del Sol, es decir, unos 1,5 billones de pasos.

En la figura se puede observar que el aspecto del planeta se caracteriza por bandas de diferente amplitud, que circundan su superficie. Estas bandas son sistemas de nubes empujadas por fuertes vientos en dirección paralela al ecuador del planeta, a velocidad incluso superior a los 600 kilómetros por hora. Los vientos soplan en direcciones opuestas en dos bandas adyacentes.

Además de las bandas están presentes vórtices y manchas irregulares. Un poco hacia abajo a la derecha respecto del centro de la figura se encuentra el mayor de estos vórtices, conocido como la Gran Mancha Roja. Ésta es un enorme vórtice atmosférico, de forma elíptica, de 25000 kilómetros de longitud y de unos 12000 kilómetros de anchura. Otros vórtices similares, más pequeños, se encuentran a lo largo de otras bandas de nubes.

Adelante      Atrás

Índice