mercurio

Mercurio

Mercurio es el planeta más interior del Sistema Solar, es el más cercano al Sol, y su órbita es casi circular. Su distancia media al Sol es de unos 58 millones de kilómetros, unos 100 mil millones de pasos, y es también el más pequeño de todos los planetas.

La figura pone en evidencia su superficie desértica muy salpicada de cráteres y enormes laderas escarpadas, algunas de las cuales son largas y profundas. Su aspecto recuerda al de la Luna, con su superficie rugosa recubierta de polvo y la ausencia de atmósfera. En particular, las partes vacías hacia la izquierda son zonas planas, los puntitos dispersos son pequeñas montañas o simples alturas, mientras que los puntos que dibujan formas circulares o casi son cráteres.

Los cráteres se han formado por el impacto de meteoritos sobre la superficie del planeta, cuando el Sistema Solar estaba en su fase inicial de formación.

No solamente Mercurio y la Luna han sufrido choques con meteoritos, sino también los demás planetas. Sobre aquéllos que poseen una atmósfera, sin embargo, el impacto es mucho menos violento, porque el meteorito viene ralentizado y en parte vaporizado por la fricción de la atmósfera. Además la atmósfera, con sus vientos y, eventualmente, también lluvias, erosiona lentamente la superficie del planeta borrando los rastros del choque.

Adelante      Atrás

Índice