la galaxia NGC 300, pero vista con instrumentos capaces de percibir luz de diverso tipo

Los diversos modos de percibir el Universo

En la figura hemos colocado uno al lado del otro tres dibujos que aparentemente representan tres objetos celestes completamente distintos. En realidad se trata siempre y únicamente de la galaxia NGC 300, pero vista con instrumentos capaces de percibir luz de diverso tipo, es decir, radiaciones electromagnéticas con longitudes de onda diversas. ¿Cómo es que la galaxia aparece tan diferente en los tres instrumentos? 

Para responder es necesario retomar el argumento de la página anterior: habíamos dicho que las ondas electromagnéticas poseen longitudes de onda muy diversas; el ojo humano, sin embargo, no percibe todas las ondas sino sólo aquéllas cuya longitud de onda se encuentra dentro de un pequeño intervalo: estas ondas constituyen así lo que llamamos luz visible. Las demás ondas electromagnéticas con longitud de onda inferior o superior a dicho intervalo no son perceptibles por nuestro ojo y constituyen una especie de luz invisible. Es el caso, por ejemplo, de las ondas de radio, de los rayos x, y de la luz infrarroja: estas ondas no son detectables por el hombre si no es a través del uso de instrumentos adecuados capaces de revelar su presencia. Con respecto al conjunto completo de longitudes de onda existentes, el intervalo de la luz visible es extremadamente estrecho.   

Reconsideremos ahora los tres dibujos: los objetos que se encuentran en la galaxia y que producen energía, emiten radiación en varias longitudes de onda con diversas intensidades, dependiendo de la intensidad del fenómeno físico que produce la emisión. El primer dibujo de la izquierda representa la galaxia NGC 300 tal como la ve el ojo humano, por tanto, tal como es vista por un receptor, un ojo, en grado de percibir sólo objetos que emiten ondas electromagnéticas cuya longitud de onda está comprendida dentro del intervalo de la llamada luz visible. El segundo dibujo representa la misma galaxia vista con un instrumento en grado de percibir luz infrarroja. Finalmente, la tercera imagen representa cómo aparece en un instrumento capaz de poner de manifiesto sólo los rayos x: en este caso la galaxia aparece como un conjunto de muchas burbujas, cada una de las cuales es una zona u objeto que emite rayos x en un  modo intenso.  

El Universo puede, por tanto, aparecer en modos bastante diferentes entre sí: todo depende del instrumento utilizado como receptor, en particular de su sensibilidad en la percepción  de las diferentes longitudes de onda de las ondas electromagnéticas, y de con cuánta intensidad un objeto emita luz en aquéllas longitudes de onda percibibles por el instrumento.

Adelante       Atrás

Índice