desde la izquierda y yendo hacia la derecha: la Tierra, J├║piter, Urano y al final Neptuno

Urano y Neptuno

Urano y Neptuno son dos planetas gaseosos con composición y dimensiones muy similares. Sus distancias al Sol son, respectivamente, de unas 20 y 30 Unidades Astronómicas, correspondientes a 6 y 9 billones de pasos.

Para tener una idea de su gran tamaño, en la figura hemos colocado desde la izquierda y yendo hacia la derecha: la Tierra, Júpiter, Urano y al final Neptuno. Se nota cómo, aun siendo más pequeños que Júpiter, estos dos planetas gaseosos pueden ser con razón clasificables como gigantes respecto a la Tierra.

Urano, observado desde la Tierra, parece que gire sobre un lado por cuanto que yace casi sobre su propia órbita, quizás a causa del impacto con un gran cometa ocurrido durante la formación del Sistema Solar. Su atmósfera está hecha de hidrógeno, helio y metano. Su rápida rotación es la causa principal de la presencia, sobre la superficie, de vientos que llegan a velocidades de 600 kilómetros por hora. Urano posee más de una decena de lunas, algunas de las cuales son muy pequeñas, de apenas un centenar de kilómetros de diámetro.

Neptuno, como Urano, posee una atmósfera rica en helio y metano en la cual los vientos pueden alcanzar la impresionante velocidad de ¡2000 kilómetros por hora! Su satélite más grande es Tritón. Curiosamente Tritón gira entorno al planeta en sentido contrario respecto al de todos los demás satélites de Neptuno. Según los astrónomos, esto se explica porque Tritón no era originalmente un satélite de Neptuno, sino un cuerpo capturado por la atracción gravitatoria de Neptuno, que lo habría obligado a girar entorno al planeta.

Adelante     Atrás

Índice